martes, 22 de mayo de 2012

Tertulia Pedagógica para padres y profesores

La tertulia del próximo viernes 25 queda aplazada hasta nuevo aviso. Sentimos las molestias que esto os pueda ocasionar y esperamos poder comunicaros la nueva fecha pronto.

jueves, 10 de mayo de 2012

Tertulia pedagógica para padres y profesores


"Los hijos: la educación de los niños pausados” 


En la acción educativa de un centro escolar (también en un sistema educativo global), todos los elementos que la configuran son interdependientes y conservan lo esencial, -algo así como el mensaje genético -, de su  cultura escolar, de su idiosincrasia y de sus valores y principios que son los que, en último término, determinan su carácter. Por lo tanto, no es solo en los objetivos, contenidos  o formas de enseñar y evaluar donde se puede calibrar la naturaleza y el valor de un proyecto educativo en acción, sino también en algunos de sus detalles, como “el tiempo”

Lo cierto es que el tiempo en los centros escolares no es un asunto sin importancia, sino una preocupación que está en el medio de muchos debates, anhelos y frustraciones: “no tenemos tiempo suficiente para hacer esto o para lo otro”, “deberíamos aprovechar mejor el tiempo”, “esta materia necesita más tiempo”.  Urgidos, por otra parte, por una sociedad del vértigo y la competitividad, para muchas personas las 24 horas del día y los 7 días de la semana se quedan cortos para hacer todo lo que se nos ofrece realizar y porque “tener más” (en todas sus posibles acepciones) es, para muchos, sinónimo de “mejor”  o “más feliz”. No es de extrañar, por ello, que ese “acelere” y afán sin sosiego se haya trasladado al ambiente familiar y a la escuela. No pocos padres y madres piensan que lo mejor es ofrecer a sus hijos o hijas cuantas más actividades “extraescolares” posibles puedan, hasta el punto de configurarles agendas donde queda poco espacio para el juego o el bendito aburrimiento. Por su parte, algunos profesores y centros extienden la jornada de trabajo de su alumnado más allá del horario escolar con una ristra de deberes interminables que consumen mucho tiempo personal y, de paso, martirizan a algunas familias que se ven cumpliendo un rol que no les corresponde. Todo ello, evidentemente, “con la mejor de las intenciones” (aprender más, tener más experiencias, conseguir mejores notas, superar cursos, etc.), pero sin garantías de que no sea el camino del infierno

La tertulia del próximo viernes 25 - en nuestra siempre apreciada Biblioteca y cuidados por Mara - , nos invita a pensar sobre estos asuntos y nos introduce en un movimiento opuesto al descrito que se conoce como “slow movement”, con derivaciones que van de la gastronomía a la educación. El libro del profesor Domenec es una invitación a que repensemos lo que hacemos en nuestras prácticas educativas, visto desde el punto de vista de cómo usamos el tiempo, así como sobre las ventajas de “ir más despacio”, una puerta que, sin lugar a dudas, nos llevará a explorar otros muchos aspectos de lo que hacemos y a reconocer otros que no hacemos, empezando, tal vez, por valorar la riqueza de un tiempo invertido en una tertulia  amigable, relajada  y divertida con algunos que están, como tú, embarcados en este proyecto que llamamos Colegio Gaudem.

Gerardo Echeita Sarrionandía
Asesor Pedagógico del colegio Gaudem